Actualidad

El consejero de Medio Ambiente, Carlos Fernández Carriedo, ha presentado esta mañana el PROYECTO PRAE

El consejero de Medio Ambiente, Carlos Fernández Carriedo, ha presentado esta mañana  el PROYECTO PRAE

El PRAE se construirá en una parcela propiedad de la Junta de Castilla y León de 47.200 metros cuadrados situados a las afueras de Valladolid capital, terrenos en los que actualmente se encuentran el Vivero Central de Castilla y León y el Centro de Interpretación de la Naturaleza.

La consejería de Medio Ambiente aborda así un ambicioso proyecto global de Educación Ambiental centrado en el pilar fundamental de la SOSTENIBILIDAD tanto en la edificación como en todos los procesos y recursos a utilizar desde su propia concepción hasta su puesta en funcionamiento.
 
El proyecto PRAE está sometido a la inspección del Green Building Challenge (GBC), máximo órgano internacional que certifica la excelencia ambiental y otorga el llamado SELLO VERDE.
 
EL CENTRO DE RECURSOS AMBIENTALES será un edificio ecoeficiente y bioclimático, dispondrá de una superficie total construida de 3.500 metros cuadrados. Albergará un Área de Educación e Interpretación Ambiental, concebido fundamentalmente como centro de exposiciones, donde los visitantes podrán conocer los principios de sostenibilidad más modernos aplicados en la actualidad. Dispondrá además de un Área Administrativa y otra Multifuncional con salón de actos, espacio para talleres de trabajo, documentación y consulta.
 
EL PARQUE AMBIENTAL, un espacio totalmente novedoso al aire libre de más de 40.000 metros cuadrados, donde podemos encontrar, entre una multitud de recursos, el Jardín de las 3 erres, para trabajar en la reducción, reutilización y reciclado de residuos; Huertos Educativos, 12 Ecosistemas con representaciones vegetales de los distintos paisajes de Castilla y León, un Invernadero, con una zona reservada para la práctica hortícola de personas con discapacidad. Completan el espacio un Aulario semienterrado, un Xerojardín o Jardín Seco y un Fitocalendario, con doce parcelas donde se proponen plantaciones atendiendo a los meses del año.
 
Ambas actuaciones incorporan criterios de eficiencia energética, edificación sostenible y supresión de barreras arquitectónicas.